4 Razones por las que ya no estás GANANDO MÚSCULO

¿Llevas tiempo entrenando disciplinadamente, pero notas que los resultados para ganar masa muscular son lentos o incluso notas que estás perdiendo músculo? Una vez que comienzas a entrenar tus músculos es relativamente fácil que comiences a aumentar el volumen. Esto se debe a que es algo nuevo para tus músculos y cualquier estimulación activa su […]

¿Llevas tiempo entrenando disciplinadamente, pero notas que los resultados para ganar masa muscular son lentos o incluso notas que estás perdiendo músculo? Una vez que comienzas a entrenar tus músculos es relativamente fácil que comiences a aumentar el volumen. Esto se debe a que es algo nuevo para tus músculos y cualquier estimulación activa su crecimiento.

Sin embargo, conforme pasan los meses te das cuenta de que cada vez es más difícil aumentar la masa muscular o peor aún comienzas a perder tono muscular. Es probable que estés cometiendo algunos errores muy comunes a la hora de entrenar.

Estas son algunas razones por las cuales no estás ganando músculo:

1. Sólo haces pesas

Aveces tenemos la idea errónea que para perder grasa se tienen que hacer ejercicios aeróbicos como correr, nadar o bicicleta, y que si quieres ganar músculo tienes que hacer pesas con mucho peso y pocas repeticiones.

Ganar masa muscular requiere un entrenamiento específico en donde el trabajo muscular (fondos, sentadillas, abdominales, mancuernas, barras, etc.) debe acompañarse con otro tipo de ejercicios aeróbicos (natación, bicicleta, correr a intervalos cortos) que te ayuden a quemar grasas y que hagan trabajar otros grupos musculares. Además de aumentar tu masa muscular, tendrás músculos de calidad, obtendrás resistencia y agilidad en el cuerpo.

2. Estás haciendo mucho ejercicio cardio

Con el ejercicio cardio se queman grasas e hidratos y en una menor cantidad se queman los aminoácidos de las proteínas de los músculos y esto hace que se luzcan sin tono y volumen. Además, no se activan las fibras musculares que son las que ayudan a quemar la grasa y moldear el músculo. Lo mejor es que entrenes a intervalos cortos e intensos.

3. No duermes bien

El descanso diario es esencial para el organismo, puesto que es cuando los tejidos celulares se regeneran. Tener un sueño reparador y de calidad activan las hormonas que hacen que el músculo se desarrolle.

4. No llevas la dieta adecuada

Para ganar músculo se tiene que llevar una dieta alta en proteínas, ya que son las que aportan los aminoácidos que necesitan los músculos para crear y regenerar el tejido muscular que se está trabajando durante el entrenamiento. Si quieres ganar músculo, procura consumir alimentos proteicos bajos en grasas como carnes magras, pescados, huevos y lácteos. Lo ideal es que consultes con un especialista la cantidad de alimentos proteicos que necesitas al día.

Deja un Comentario