5 Razones por las que la comida procesada hace que subas de peso

Los alimentos procesados son aquellos que han sido modificados químicamente, han sido elaborados con ingredientes refinados y contienen aditivos artificiales con el fin de  potencializar su sabor, modificar su textura y aumentar su durabilidad. Sin embargo, tienen altos contenidos de azúcar, bajos nutrientes y contienen sustancias que tienen efectos negativos sobre tu organismo. De ahí […]

Los alimentos procesados son aquellos que han sido modificados químicamente, han sido elaborados con ingredientes refinados y contienen aditivos artificiales con el fin de  potencializar su sabor, modificar su textura y aumentar su durabilidad. Sin embargo, tienen altos contenidos de azúcar, bajos nutrientes y contienen sustancias que tienen efectos negativos sobre tu organismo. De ahí la importancia de moderar el consumo de los alimentos procesados y reemplazarlos por alimentos naturales y enteros.

Ahora te mencionamos 5 poderosas razones para eliminar los alimentos procesados de tu dieta y sustituirlos por alimentos reales y nutritivos:

1. Su alto contenido de azúcar

Prácticamente todos los alimentos procesados contienen azúcar refinada y el exceso de consumo de estos alimentos ocasionará que subas de peso. Además de que no obtendrás los nutrientes adecuados, el azúcar está ligada a enfermedades como diabetes, obesidad, triglicéridos altos entre otras.

2. Contienen ingredientes artificiales

No tienes idea de la cantidad de químicos artificiales que contienen los alimentos procesados: conservadores, colorantes artificiales, saborizantes artificiales, suavizantes y texturizantes. Todo esto con el fin de hacer más duradero y atractivo el alimento a la vista para que los consumas. Sin embargo, como muchos de sus ingredientes lo dicen son “artificiales” y muchos estudios han relacionado estos con problemas de salud y reacciones alérgicas.

3. Los alimentos procesados son bajos en nutrientes y contienen grasas trans

En la mayoría de los casos de los alimentos procesados, los alimentos y nutrientes reales son eliminados y posteriormente añadidos en forma de vitaminas y minerales sintéticos. Lo que significa que muchos de ellos son esencialmente calorías vacías, por lo que su aporte energético es muy bajo. Además las fibras saludables son eliminadas en el proceso.

La mayoría de los productos horneados como galletas y papas contienen grasas trans sintéticas y grasas poliinsaturadas que son químicamente poco seguras y tienden a la oxidación. Consumir este tipo de grasas en exceso ha sido relacionado con problemas cardíacos.

4. Se digieren en menos tiempo

Los alimentos procesados causan la sensación de que se derriten en tu boca, lo cual ocasiona que tu cerebro piense que no contiene calorías y en consecuencia sigues comiendo. Las galletas y las papas fritas son un ejemplo de ello. Además de que comes estos alimentos más rápido porque tardas menos en masticarlos,  se necesita menos energía para digerirlos. En consecuencia, al quemar menos calorías aumenta el riesgo de subir de peso.

5. Causan adicción

¿Te has preguntado por qué te gustan tanto esas papitas fritas o esas galletas de chocolate? El hecho de procesar los alimentos modifica componentes importantes como la fibra, minerales y nutrientes. Del mismo modo, cambia la manera en que nuestro cuerpo los digiere y asimila. A diferencia de las comidas reales que contienen fibra, grasas, carbohidratos y agua que ayudan a sentirte satisfecha, los alimentos procesados simulan la dopamina; un neurotransmisor que ayuda a sentirte bien a pesar de la falta de nutrientes. Esta simulación irreal de dopamina ocasiona los antojos excesivos de comidas y finalmente la adicción.

 

Deja un Comentario