Las 10 cosas que más nos imaginamos cuando nos masturbamos

¿En qué o quién piensas cuando te masturbas? Esa fue la pregunta que se les hizo a 1,500 canadienses en un estudio que se publicó en el Journal of Sexual Medicine y que tuvo como propósito conocer las fantasías sexuales más recurrentes de los hombres. Aquí las fantasías más mencionadas: 64% ser masturbado por alguien […]

¿En qué o quién piensas cuando te masturbas? Esa fue la pregunta que se les hizo a 1,500 canadienses en un estudio que se publicó en el Journal of Sexual Medicine y que tuvo como propósito conocer las fantasías sexuales más recurrentes de los hombres.

Aquí las fantasías más mencionadas:

  • 64% ser masturbado por alguien que conoce, amigo o amiga.
  • 52% tener relaciones sexuales con mujeres de pechos pequeños o incluso con hombres de penes diminutos.
  • 48% se imagina que alguien desconocido lo está tocando en un lugar público.
  • 30% fantasea con ser obligado a tener relaciones.
  • 29% eyacular sobre su pareja.
  • 28% tener relaciones con un objeto no sexual.
  • 16% fantasea con ver a dos hombres tener relaciones, a pesar de que sólo el 12% de los encuestados se identificaron como homosexuales o bisexuales.
  • 10% imaginan que son travestis.
  • 10% piensan en que su pareja se orina en ellos.
  • 9% fantasea con orinar sobre su pareja.

Aunque se pensaría lo contrario, Christian Joyal, líder de de la investigación, observó que los hombres fantasean más con personas que de verdad conocen o mujeres que con las que han tenido contacto alguna vez, y no con celebridades o personajes de ficción. Esto se explicaría porque “el hecho de que el escenario de la fantasía sea teóricamente posible resulta muy excitante para la mayoría de los hombres”, afirma Joyal.

Lo que también es un hecho, tal como lo menciona el investigador es que “mientras que las personas con las que sí podemos tener relaciones en la vida real encajan en ciertos estándares como higiene y personalidad, los objetos y escenarios con los que fantaseamos no tienen ninguna restricción”.

Así que ¡echemos a volar la imaginación!

Las parejas que comparten las tareas domésticas ¡TIENEN MÁS SEXO!

 

Deja un Comentario